Archivo:

diciembre 2014

Uncategorized

A ver, ¿qué hago con el guandú?

IMG_0985-0.JPG

Durante este mes no hay cocina en la que no este el delicioso guandú, súper aromático y que es el rey de los arroces navideños.

Como buena panameña, lo vi en el súper y no pude evitar llevarlo. Lo prefiero fresco, ya que no como productos enlatados(a menos que sea, pork and beans o frijoles negros) pero, nunca suelo usarlo en mis platos. La única vez que use guandú fue en una clase de cocina.

IMG_0979.JPG

Llego el momento, tengo la bandeja en mis manos, pero….. Y como lo hago?
Desempolve mis recetas de Mise en Place y me dispuse a hacer mi versión del Risotto de Guandú y Chicharrón, pero no tengo chicharrón así que toca improvisar con Bacon, nunca te puedes equivocar con el bacon.

El Risotto básico es sencillo pero demanda tiempo y estar revolviendo constantemente, así que hice 4 platos a la vez(si estoy medio loca) pero sólo en 2 use el guandú.

Receta uno: Risotto de Guandú y Bacon

Necesitas:
1/2 bandeja de Guandú
Risotto aproximadamente 2 tazas
1 botella de vino blanco(1 taza para cocinar y lo demás para disfrutar!)
Aceite de oliva o mantequilla
6 tiras de Bacon
2 dientes de ajo
1taza de cebolla picadita
Parmesano rayado al gusto(1 taza)
Caldo de vegetales o de carne, el que prefieras aproximadamente un litro.
Sal y pimienta al gusto.

Manos a la obra:
Yo el Risotto lo hago al ojo por ciento, no mido nada, pero prometo hacer un up date con las medidas adecuadas.

1- Prepara el guandú, ponlo en una olla con agua hasta cubrirlo, el ajo, un poquito de cebolla, sal y pimienta.
La idea es que mientras preparas la base del Risotto se vaya cociendo y lo agregas casi al final.

2- Prepara el Bacon y resérvalo. Hay varias formas de hacerlo, lo ideal es que quede bien crujiente para que le de textura al Risotto.

3- Tiempo de iniciar el Risotto, toma una olla y coloca el aceite de oliva o la mantequilla(yo use la grasita del bacon), a fuego medio, calienta y vierte la cebolla para sofreír hasta que este transparente.

4- Agrega el Risotto y revuelve hasta que quede bien impregnado de la grasa y se vea traslucido.

5- Agrega el vino y aprovecha para servirte una copa, el sabor se quedará y el alcohol se evaporará durante el hervor.

6- Cuando el líquido comience a evaporarse agrega el caldo una taza a la vez, procura que el caldo tenga la misma temperatura que el Risotto o detendrás la cocción y no obtendrás la textura adecuada. Ajusta la sal y pimienta.
Esta es la parte larga en la que debes revolver con frecuencia con una cuchara de madera para evitar que se pegue. Necesitaras más vino, esta es la parte que aburre.

7- Cuando el Risotto este casi listo, esta suave y que al probarlo el grano no muestre resistencia; En este momento agregas el guandú con el líquido donde se cocino, allí es donde está el sabor. Pruébalo par ajustar la sal y pimienta.

8- Al terminar la textura depende de tu gusto, puedes dejarlo más líquido o más cremoso. Tu eres el chef y tu mandas(a menos que cocines para un italiano) en este momento, trituras el bacon y lo agregas junto a 3/4 partes del queso. Revuelves hasta que el queso se derrita y a disfrutar se ha dicho.
Cuando lo sirves echa un poco del queso parmesano que reservaste encima para que se vea bonito.

Este es el mío, se me olvidó el queso pero esta tan lleno de sabor que eso no importa!

IMG_0984.PNG

Uncategorized

¡Volvemos a cocinar!

He estado alejada más no ausente.
He tenido algunos cambios positivos en mi vida que me tienen dando vueltas pero muy contenta.

Me he prometido escribir más seguido ya que se que al menos a 3 gatos les gusta leer mis recetas, ustedes no saben lo feliz que me hace que me pregunten o que intenten recrearlas en casa.
Amo la cocina y saber que alguno de ustedes la aprecia también me da ganas de clonarme y cocinar mucho más para compartirlo, porque ese es el fin de la comida compartir.

IMG_0980.GIF