Soltera a los 30

La copa menstrual, es para mi?

Voy a ser honesta, nunca me gusto estar con el periodo. Es que a quien le gusta pasarla mal y estar incomoda?

Como muchas mi paso de la niñez a la vida “adulta” fue traumática, yo sentía que me iba a morir y mi mamá estaba celebrando… BTW nunca entendí la celebración, pero ese tema lo dejo para después…

Como muchas asocie el periodo con el dolor abdominal, dolor en los senos, y la incomodidad/asco de las toallas. Andas con la psicosis de que te vas a manchar, que hueles mal, quieres vivir metida en la ducha todo el bendito día solo para sentirte limpia.

Me costo mucho entender que era algo natural, cero asqueroso y que podía pasarlo tranquila. Me acerque a esa tranquilidad cuando conocí los tampones. Nada fácil en una sociedad machista…

-Qué usas que?!

-AY DIOS MIO YA NO ERES VIRGEN!!!(sí, así gritado y con dolor en el alma de la que me lo dijo)

-Eso mata gente!!!(alguien que nunca supo explicarme el síndrome de shock tóxico)

Después que ignore todos los comentarios no solicitados y que me aventure a probar el dichoso tampon, porque tampoco me explicaron como era la vaina… Me encantó, que era algo que no veía, requería menos frecuencia de cambio y era más gentil con mi organismo(not really, nunca supe que las toallas me causaban una reacción). Podía seguir mi vida casi como si nada, tu sabes lo cool que es poder nadar?!?!?! porque tu sabes, siempre la maldita llega cuando quieres ir a la playa.

Cómo salir la mar de estilosa. 🦀

A post shared by ModernaDePueblo (@modernadepueblo) on

Muchas veces escuche sobre la copa menstrual, era algo exclusivo de las que abrazan arboles, comen super verde y y son más flexibles que una gimnasta china… al menos esa fue mi primera impresión.

Vi un montón de videos, leí sopotocientos artículos y aunque sonaba tan fantástico como la ultima Coca Cola del desierto, ni por ahí me animaba a darle una oportunidad.

En mis ultimas vacaciones, olvide mis tampones en casa y tuve que hacer una parada de emergencia en una farmacia para visitar mi pasillo menos favorito… no me juzguen, odio las toallas y sus mil opciones inútiles, siempre te manchas…

Nuestros "dias de niñas" como los llamo yo, por que? Cuando estamos ovulando somos mujeres, en toda la enorme extension de esa palabra, sudamos feminidad, respiramos poder, somos esa hembra alfa, de labios carnosos, andar felino, nos sentimos bellas… Luego vienen estos 3 o 4 dias, en que somos niñas otra vez, se desprende ese ovulo que nos da el poder de perpetuar la especie y nos sentimos feas, malhumoradas, tristes (no sabemos por que, pero nuestro cuerpo se esta despidiendo de ese ovulo, unico e irrepetible y nosotras somos su unico pariente) en fin, somos niñas por esos dias, besos, abrazos y dulces son la unica cosa que queremos… En vez de quejarnos, agradezcamos a la naturaleza por esa maquina del tiempo que nos permite ser tan inseguras, vulnerables e insoportable como queramos, porque "estamos en nuestros dias" :p… Isa. #mujer sigue la cuenta @unamentepolifacetica #periodo #ovulacion #menstruacion #feminidad #femenino #magia

A post shared by Isabel Cristina (@unamentepolifacetica) on

Sin buscarla, me encontré cara a cara con la Diva Cup, honestamente no se que me empujo, pero sin pensarlo mucho tome la caja, unos tampones, protectores diarios y fui triunfante a la caja.

Llegó la hora de la verdad, leí la caja como 200 veces y debo aceptar que no me atreví. Así de simple se me fue todo el valor y las ganas de abrazar árboles. Tiempo después, un día sin pensarlo mucho abrí la caja, la lave según las instrucciones y sin pena ni gloria, di el primer paso al resto de mi vida. Digo esto porque realmente hay un before and after. Cuando me la puse y no la sentí más, al inicio pensé, debí hacer algo mal… las cosas no son tan fáciles. La preocupación me llevo a armar un kit para el fin del mundo de tampones, toallas y protectores en mi cartera; solo para regresarlos todos a su caja al final del día con una sonrisa triunfante.

Mi día fue increíblemente tranquilo y no se si fue mi subconsciente o si la copa es mágica, pero ni cólico, ni malestar, ni nada!!!

Sacarla fue realmente lo que me costo, ya que tienes que meterte “ahí” para poder agarrarla bien y poder sacarla, debo aceptar que al estar nerviosa mis músculos se volvieron de piedra y fue más complicado de lo que debió ser. Siempre pensé que mi problema sería al momento de ver la sangre e increíblemente cero stress, fue muy natural, vi que no era como la imaginaba ni la cantidad que imaginaba, de hecho me sentí bien al ver algo que era parte de mi y que no era como con los productos anteriores, no había olores desagradables, ni nada parecido a lo que tenía en mente(una escena tipo Carrie cuando le cae el balde en la cabeza) y por un momento me sentí super orgullosa de mi misma, de vencer mis propios miedos y de aceptar que la menstruación es parte de mi. Lo mejor? que ya nunca será horrible como en mi juventud.

Por el momento la amo, es absolutamente cierto que no te preocupas por 12 horas y que es muy fácil de limpiar.

Te dejo un video con tips que me parecieron buenísimos:

Pretendo que leas esto y te animes a probarla, ya sea porque quieres ahorrar dinero en productos femeninos o porque como yo buscas explorar otras opciones. Quiero hablar del tema y que mis sobrinas, amigas, conocidas y desconocidas se animen a perderle el miedo al periodo y que tengamos conversaciones abiertas.

Adding a little sparkle to your day ✨

A post shared by The DivaCup (@thedivacup) on

No soy ni pretendo ser una especialista, solo soy una mujer que encontró una opción increible para tener periodos más amigables y abrazar arboles.

-Alex

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply