Featured/ Recetas

Sancocho, la cura para todo

El sancocho, esa deliciosa sopa que podemos comer mil veces y que nunca dejaremos de amar.

Dicen que el sancocho es casi mágico, un buen plato es capaz de curar una gran variedad de males que van desde el resfriado común, la goma(resaca), dolor de panza y el mal de amores.  No se si será por todo el culantro que lleva o porque nadie puede sentirse mal después de un plato de comida caliente.

Un buen sancocho es como un abrazo de tu mamá, sabes que todo estará mejor entre sus brazos.

Lo mejor de este tradicional plato es que es muy sencillo hacerlo ya que lleva pocos ingredientes: Gallina de patio, ajo, cebolla, culantro, ñame y orégano.

Ingredientes naturales y llenos de sabor

El sancocho tradicional lleva gallina de patio dura, de esas que andan felices correteando en el patio y que se comen cuanto bicho les pase por delante, o esas gallinas viejas que después de que nos dieron muchos huevos o varias parvadas de pollitos, finalmente llegan a darle sabor a este plato. Entiendo que para algunos sonará algo cruel, pero fui una niña que creció feliz correteando entre los pollos, recolectando huevos y no creo que haya mejor manera de honrar a estos nobles animales que aprovechando todo lo que nos ofrecen.

En el interior correteas la gallina y se la das a una abuela, que mientras te manda a recolectar culantros del patio, se encarga de preparar la gallina, así que en tu inocencia nunca entiendes como pasa de ser una gallina grifa a un plato de sopa calientito.

Como las gallinas de patio suelen ser duras hay que cocinarlas por largo tiempo para que se ablanden, mientras eso pasa, el ñame se desbarata y espesa la sopa dándole esa textura característica e inundando la casa de un aroma que te despierta el apetito.

Yo puedo vivir tranquilamente a base de sancocho

Hacer un sancocho sin gallina de patio no es imposible, puedes encontrar gallina dura en el supermercado o simplemente usar pollo regular cuidando que no se sobre cocine, la clave esta en cocinar muy bien el ñame para que una parte se desbarate mientras puedas disfrutar de algunos pedazos.

¡La cura para casi todos los males!

Sancocho de Gallina

Print Recipe
Serves: 6 Cooking Time: 1 Hora

Ingredientes

  • 6 piezas de pollo
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 10 hojas de culantro
  • 2 cucharadas de orégano
  • 1 libra de ñame
  • 3 litros de agua
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal y pimienta al gusto

Instrucciones

1

Lo primero que vas a hacer es agregar el aceite a una olla para sopa, cuando comience a calentarse vas a sofreír el ajo, luego agregas la cebolla picada y vas a revolver bien.

2

Agrega el pollo, orégano, el culantro picado, sal y pimienta, tápalo para que suelte sus jugos.

3

Agrega el agua, ajusta la sal y cuando comience a hervir agregas el ñame. Deja que se cocine a fuego bajo hasta que el ñame se ablande, pero si te gusta más espesa deja que se desbarate parte del ñame.

Tips

Si quieres agregarle más sabor puedes agregar un poco de recao verde picadito, pero no demasiado o cambiara el color del caldo.
Hay quienes le agregan maíz, el cual no es parte de un sancocho tradicional, pero a tí es a quien tiene que gustarle el resultado final.
Mientras lo estas cocinando se va a formar una espuma blanca en la superficie, quítala con una cuchara ya que es la grasa del pollo.
El caldo puede ir desde muy claro hasta un caldo blancuzco y espeso por el ñame desbaratado. No busques un color en particular, busca que los sabores y consistencias te gusten.
Si quieres puedes agregar otros tubérculos o vegetales, pero ya no será un sancocho, sino una sopa de gallina.
Sírvela con arroz blanco y yo no dejaría por fuera un buen picante.
Yo use muslos porque es mi presa favorita, puedes usar un pollo entero o la presa que más te guste, solo no recomiendo la pechuga ya que por no tener hueso, no tiene mucho sabor.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply